Esterilidad femenina

¿Qué causa la esterilidad femenina?

La edad, el estilo de vida y los trastornos ovulatorios son algunas de las causas de la esterilidad femenina. En muchas ocasiones y gracias a los tratamientos de fertilidad, estas mujeres pueden quedarse embarazadas.

esterilidad femenina
La esterilidad es la incapacidad de la pareja para concebir, ya sea por los órganos sexuales o por los gametos. Puede ser primaria o secundaria: la primera se refiere a los casos en los que la pareja nunca ha logrado ninguna gestación, y la segunda alude a aquella pareja que ya ha conseguido un embarazo pero no logra los siguientes.

Es importante diferenciar entre esterilidad e infertilidad. Mientras que la primera es la incapacidad para concebir, la infertilidad se refiere a la imposibilidad de finalizar la gestación. Es decir, se habla de esterilidad cuando, tras un año manteniendo relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos, no se ha conseguido el embarazo. Por su parte, se refiere a infertilidad cuando se logra el embarazo pero este no llega a término.

La esterilidad femenina puede ser debida a muchos factores:

  • Trastornos ovulatorios: aproximadamente el 20% de los casos de esterilidad femenina se debe a los trastornos de ovulación. Entre sus síntomas se encuentran la amenorrea (interrupción total de la menstruación) y ciclos de ovulación irregulares.
  • Endometriosis: enfermedad caracterizada por el crecimiento del tejido del endometrio fuera del útero, en lugares como ovarios o trompas de Falopio, y que pueden ser causantes de la esterilidad femenina.
  • Estilo de vida: los hábitos nocivos como el consumo de drogas, tabaco y bebidas alcohólicas influyen negativamente en la fertilidad, así como también la obesidad y la pérdida de peso.
  • Edad: existe un punto de inflexión en la mujer a partir de los 35 años. Generalmente, a partir de esta edad, es más difícil conseguir quedarse embarazada. Pasados los 40, la probabilidad de una mujer para tener un bebé de manera natural es inferior al 5% y deberían consultar con un especialista de fertilidad tras 3 meses de búsqueda activa.
  • Factor tuboperitoneal: es otra de las causas más comunes de esterilidad femenina, y se refiere al bloqueo o adherencia de las trompas de Falopio.
  • Esterilidad inmunológica: los dos miembros de la pareja son incompatibles. El sistema inmunológico rechaza el esperma por considerarlo como una amenaza.

Sin embargo, en muchos casos la esterilidad femenina puede no ser un impedimento para tener un bebé, pues para ello las mujeres pueden recurrir a tratamientos de Reproducción Asistida, donde se les indicará la mejor técnica para poder conseguirlo.