In Vitro

¿Cuándo se somete una mujer o una pareja a la Fecundación In Vitro?

En España el 15% de las parejas, o lo que es lo mismo 1 de cada 7, sufre algún problema de fertilidad. Esta condición es difícil de detectar, por lo que la mayoría de las personas no descubren que son infértiles hasta el momento en que se plantean la maternidad o paternidad. En este momento acuden a una clínica para someterse a algún tratamiento de Reproducción Asistida: Fecundación In Vitro o Inseminación Artificial.

In Vitro

La FIV, técnica de Reproducción Asistidarecibe el nombre ‘In Vitro’ porque el procedimiento se realiza fuera del organismo de la mujer, en placas planas. Este es el principal tratamiento para conseguir el embarazo en casos de esterilidad por parte del hombre o de la mujer, cuando otros métodos de Reproducción Asistida han fallado.

Son muchas las causas de la infertilidad:

Infertilidad masculina

Un 30% de los casos de infertilidad obedece a causas masculinas. Las más comunes son:

  • Alteraciones en el ámbito testicular
  • Alteraciones en la erección o en la eyaculación
  • Malformaciones congénitas del meato urinario
  • Obstrucción de conductos
  • Obesidad extrema

Infertilidad femenina

Al igual que en el caso de los hombres, el 30% de las causas de infertilidad corresponden a factores femeninos:

  • Edad avanzada: existe un gran punto de inflexión a partir de los 35 años, ya que por norma general, se considera que a partir de esta edad la mujer empieza a experimentar un declive en su fertilidad.
  • Obstrucciones o lesiones en las trompas de Falopio
  • Endometriosis: enfermedad caracterizada por el crecimiento del tejido del endometrio fuera del útero.

Otras causas

El 40% restante sería por causas inexplicables –Esterilidad de Origen Desconocido- y por causas mixtas o combinadas, en la que los dos miembros de la pareja son responsables.

En estos casos la mujer puede optar por someterse a un tratamiento de Reproducción Asistida para conseguir ser madre. Entre estas técnicas se encuentra a la que nos referimos en este apartado, la Fecundación In Vitro, y se suele recurrir a ella cuando han fallado otros tratamientos.

Requisitos para someterse a una Fecundación In Vitro

No existen unos requerimientos tan exigentes como en el caso de Inseminación Artificial pero los pacientes sí que deben reunir unos requisitos mínimos a la hora de someterse a una Fecundación In Vitro:

  • La mujer: teniendo en cuenta que la edad es uno de los principales factores limitantes de la maternidad en la Reproducción Asistida, cuanto más joven sea la mujer, mayor será la probabilidad de éxito. Además, debe ser capaz de producir óvulos y tener una respuesta a la estimulación ovárica con un mínimo de óvulos maduros. Otro de los requisitos para someterse a la Fecundación In Vitro es que no debe presentar anomalías uterinas o alteraciones que impidan la implantación del embrión o soportar la gestación.
  • El hombre: es necesario que tenga espermatozoides en su eyaculado y que el semen sea de una determinada calidad. Ante afecciones graves como la azoospermia –carencia completa de espermatozoides en el semen-, la FIV no resultará eficaz. Además, debe haber un REM (Recuento de Espermatozoides Móviles) de al menos 3 millones/ml.