Precio fecundación

El precio de la Fecundación In Vitro en España es inferior a la media global

precio fecundacion

Uno de los factores que inciden en el turismo reproductivo en España es el precio de la Fecundación In Vitro

Más de 5 millones de niños han nacido en el mundo gracias a los tratamientos de Reproducción Asistida. Esta cifra va en aumento debido a una tardía maternidad y a una mayor demanda de embarazos de mujeres que son pareja, y mujeres que quieren formar una familia monoparental. A esto se le suma en España la normativa vigente que facilita el acceso a la Reproducción Asistida, y el porcentaje de la tasa de éxito de los tratamientos en este país, siendo una de las potencias europeas en técnicas de fertilidad y donde el turismo reproductivo ha ido creciendo en los últimos años. Esto generalmente se debe a que los pacientes encuentran en España facilidades legales y económicas que no tienen en sus países.

El precio, uno de los factores que influyen en el turismo reproductivo de la Fecundación In Vitro en España, se encuentra por debajo del promedio global. El coste de la Fecundación In Vitro es, aproximadamente, de 4.000 euros, inferior a la media de la mayoría de países y muy por debajo de  otros países como por ejemplo Reino Unido, Estados Unidos o Suecia.

Las extranjeras buscan tratamientos más baratos y con normativas más flexibles

España es la opción de muchas extranjeras a la hora de decidir el lugar donde someterse a un tratamiento de Reproducción Asistida. La legislación española es de las más permisivas a la hora de establecer los criterios para someterse a tratamientos de fertilidad, con excepción de las limitaciones para la gestación subrogada. En otros países como Italia o Reino Unido, además, la donación de óvulos y espermatozoides no es anónima, lo que redunda en beneficio de España, donde la confidencialidad de la identidad es estricta. Estos factores, unidos al precio de los tratamientos que, pese a utilizar técnicas con un coste elevado y a su importante tasa de éxito son menores que la media, hace que cada año sean más las mujeres que deciden venir a España a someterse a estas técnicas.