Reserva ovárica, la importancia de conocer el estado

¿Cómo puedo saber si tengo o no una baja reserva ovárica?

La reserva ovárica es la cantidad y calidad de óvulos que tiene una mujer en un momento determinado, es decir, es determinante para conocer el estado de la fertilidad.

Para conseguir el embarazo de forma natural es necesario que la mujer tenga una buena reserva ovárica. Si la mujer tiene una buena reserva conseguir el embarazo es más probable, mientras que si tiene una baja las probabilidades disminuyen y, en muchas ocasiones, se recurre a la reproducción asistida para ser madre.

Las mujeres nacen con un número determinado de ovocitos que se van gastando a lo largo de los ciclos menstruales. La fertilidad femenina comienza su descenso a los 27 años y llega a su mayor declive a los 35 años. Sin embargo, este descenso de la fertilidad puede producirse antes, esto se conoce como menopausia precoz.

Causas de una baja reserva ovárica

La edad de la mujer es el factor clave en la reserva ovárica: cuanta más edad tiene menor es la calidad y la cantidad de sus óvulos. También existen factores que afectan a la reserva de óvulos como la menopausia precoz o el fallo ovárico prematura. Además, afectan tratamientos como quimioterapia o radioterapia, el estrés, la obesidad o algunas patologías como la endometriosis.

Preservar la maternidad

Una manera de hacer frente a la edad es preservar la maternidad, para ello se puede recurrir al tratamiento de vitrificación de óvulos. La vitrificación de óvulos permite a las mujeres ser madres cuando deseen.

El tratamiento consiste en la congelación ultrarrápida de ovocitos con el objetivo de los óvulos no sean dañados y se pueda recurrir a ellos en el momento en el que la mujer desee ser madre. Con este tratamiento se aumentan las probabilidades de tener un hijo sano ya que los óvulos conservan su calidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *