DGP y Fecundación In Vitro

¿Por qué es recomendable hacerse un DGP antes de la Fecundación In Vitro?

Muchas mujeres recurren a tratamientos de reproducción asistida para conseguir su sueño: ser madres. Uno de los tratamientos es la Fecundación In Vitro. Si estás pensando en este método, es importante que sepas lo que es el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP).

dgp

¿Qué es un DGP?

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) es una técnica de reproducción asistida que informa sobre el estado de cada embrión antes de la implantación en el útero con el fin de eliminar el riesgo de futuras enfermedades. Gracias a esta técnica que se combina con la FIV, solo los embriones sanos son transferidos al útero. Siempre será conveniente realizar esta técnica ya que muchas personas son portadoras de alguna enfermedad genética y no lo saben. Sin embargo, hay un grupo de parejas y mujeres para los que está altamente recomendado.

¿Para quién está recomendado el DGP?

  • Parejas con riesgo de transmitir alteraciones cromosómicas.
  • Parejas cuya Fecundación In Vitro haya fallado varias veces.
  • Parejas con abortos recurrentes.
  • Parejas en las que uno o varios miembros tengan riesgo de transmitir una enfermedad genética.
  • Parejas en las que el hombre padezca alteraciones de la meiosis de los espermatozoides.
  • Mujeres cuya edad supera los 40.
  • Mujeres con reserva ovárica baja.
  • Parejas que tengan un hijo con alguna enfermedad genética grave.

Combinar el diagnóstico genético preimplantacional con la fecundación in vitro supondrá un precio más elevado en tu tratamiento de reproducción asistida. No obstante, queremos contarte las ventajas que tiene esta técnica y por qué la recomendamos.

Ventajas del DGP

  • Se seleccionan los mejores embriones para ser transferidos.
  • Minimiza el riesgo de aborto espontáneo.
  • Mayor tasa de éxito en la Fecundación In Vitro.
  • Prevención de enfermedades genéticas o cromosómicas.

¿Qué enfermedades pueden evitarse gracias al DGP?

Las enfermedades más notables que se pueden evitar con el DGP son:

  • Enfermedad de Huntington
  • Fibrosis quística
  • Distrofia muscular
  • Síndrome de Down
  • Síndrome de Turner
  • Hemofilia
  • Libra de las mutaciones en el gen BRCA1 y BRCA2 (evitando el cáncer de mama y de ovario)

Si has leído hasta aquí, probablemente será por qué estés pensando en realizarte una fecundación in vitro y además crees que será beneficioso para ti realizarte un diagnóstico genético preimplantacional. Tu duda ahora será…

¿Cómo se realiza un DGP?

  1. Obtención de embriones: para ello se realiza una fecundación in vitro.
  2. Biopsia embrionaria: se extrae una célula del embrión para realizarle una biopsia, una vez hecha, el embrión es devuelto al laboratorio.
  3. Análisis genético: se analiza genéticamente la célula, en búsqueda de posibles alteraciones genéticas.
  4. Transferencia embrionaria: tras analizar genéticamente la célula, se deciden que embriones son los adecuados para ser transferidos al útero.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *