¿Qué es el embarazo ectópico?

Embarazo ectópicoPara que se produzca un embarazo, el óvulo ya fecundado debe bajar por las trompas de Falopio hasta llegar a la cavidad uterina. Cuando, por algún motivo, el embrión no llega al útero, sino que se produce la implantación en otro tejido diferente; estamos ante un embarazo ectópico. En la mayoría de los casos de embarazo ectópico, el embrión se implanta en las trompas de Falopio, dando lugar a lo que se conoce como embarazo tubárico. Sin embargo, la implantación embrionaria también puede ocurrir en los ovarios o en la cavidad abdominal.

En el caso de haber realizado un tratamiento de fecundación in vitro, el embarazo ectópico ocurre porque el embrión se ha salido del útero y se implanta en otro tejido.

Embarazo ectópico: causas y síntomas

Los motivos por los que puede ocurrir un embarazo ectópico son muy diversos: sufrir endometriosis, tener algún defecto en las trompas de Falopio que impide al óvulo terminar su camino hasta el útero o haber logrado el embarazo a una edad elevada, normalmente después de los 35 años.

En cuanto a los síntomas, lo normal es que no se presenten al principio del embarazo, sino a medida que el embrión se va desarrollando. Los principales son el sangrado vaginal y el dolor agudo. Si el embrión rompe la trompa de Falopio, puede producirse la muerte de la gestante.

¿Cómo se puede diagnosticar el embarazo ectópico?

A las dos semanas de concluir un tratamiento de reproducción asistida, debe realizarse un análisis de sangre para estudiar la hormona beta, cuyo índice es marcador del embarazo. Si la beta en sangre da positivo, se realiza una ecografía transvaginal para confirmar el embarazo. Los médicos diagnostican embarazo ectópico cuando los resultados de la beta muestran embarazo, pero la ecografía transvaginal no muestra nada en el útero. En ese caso, se realiza un nuevo análisis de sangre, en el que se estudian más marcadores químicos.

Por desgracia, el embarazo ectópico no llega a término: si no se produce un aborto espontáneo precoz, es necesario ponerle fin al embarazo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *